El Pósito

Este edificio fue levantado en 1788 para albergar el nuevo Pósito por mandato de Carlos III, porque el primitivo, construido en época de los Reyes Católicos y sito en la calle Cuna, era insuficiente. Una vez terminada su función, a partir de 1899, pasó a tener varios usos: Juzgado de Instrucción, Biblioteca Municipal, alojamiento para la Guarnición Militar, colegio de primaria y desde el año 2000 es Centro de Salud. Conserva una portada barroca de mármol rematada por frontón curvo, donde se ubica la leyenda conmemorativa y el escudo de la ciudad. Posee azulejo artístico sevillano con las insignias del Santo Cristo de la Vera Cruz.

Libre, sólo fachada.